miércoles, 13 de noviembre de 2013

¿QUÉ ES PORTARSE BIEN?



Al final de una charla por escrito en internet con mi novia, se despidió recomendándome “Pórtate bien”. Y le pregunté lo mismo que el título de esta elucubración. ¿Cómo poder definir qué es portarse bien?

Así que inicié a su solicitud esta peripecia mental tratando de entender por donde tomar a este toro bravo. Y el mero principio aparentemente lo encontré analizándolo desde el punto de vista de los contrarios: ¿Qué es pues portarse bien si no el contrario de portarse mal? Claro que eso me lleva de manera natural e inmediata a tratar de definir que es portarse mal. Y darme cuenta que no siempre portarse bien es bueno ni portarse mal es malo. Ni quien lo hace es buena o mala persona por el mero hecho. Y entendiendo la dificultad que trajo ese camino, lo abandoné ipso facto y reinicié mi andar por otro derrotero filosófico.

Buscando ese punto de partida, encontré que las religiones han querido regular la conducta de la humanidad pretendiendo inspiraciones divinas o de sus seres supremos. No puedo dejar de notar que cada una clama ser la única, verdadera y conectada al único y verdadero panteón, que los demás son chapuzas y quien no les siga se condenará a una eternidad de castigos. Pero todas inician con reglas aparentemente claras. La religión mas a la mano para este país es la católica y su columna vertebral compuesta de diez mandatos (por ello de los mandamientos) me ofrece una base. Algunas son verdaderas trampas para el intelecto y deliciosas para una tarde de lluvia sin encender la taravisión. Por ejemplo, NO MATARÁS es un asunto de muchas aristas ya que es imposible vivir sin matar. Absoluta y verdaderamente imposible. Y quienes pretendan demostrar lo contrario, quedarán en una evidencia espantosa. Matar forma parte de la vida, matamos para vivir e incluso para sobrevivir. Lo mas normal sería pensar en no matar al prójimo pero ¿debemos incluir en este mandato a todos los seres vivos? Aquí está la trampa pues matamos para comer animales y plantas. Matamos para sobrevivir bacterias, virus, hongos y demás microorganismos. Y como punto final, ¿aplica esta regla solo a los humanos? La naturaleza demuestra todos los días, en todo momento que se matan los unos a los otros. Así que, ¿como sobrevivir tan solo sin matar, sin transgredir esa regla católica? Imposible. Y así, cada religión obliga a sus seguidores a ciertas normas de conducta que a ojos de otras sociedades, son inauditas.

Por fin decidí abandonar esas elucubraciones que siempre terminan por molestar a los extremistas y mejor brinqué a las sociales. Terreno de los usos, las costumbres y las leyes. Se parecen un tanto a las normas religiosas, pero con castigos terrenales y mas inmediatos. Sabemos de las consecuencias de robar, aunque muchos consideran que hay robos decentes e incluso se enorgullecen de ellos, como la clase política que se maneja bajo la infame sentencia del atlacomulquense (por su grupo político) Carlos Hank González: “un político pobre es un pobre político”. En contrario senso, no siempre portarse bien es aceptado, como el caso de Jack Kevorkian, médico armenio-estadounidense que asistió a 130 pacientes en eutanasias sin que estas fueran autorizadas legalmente y recibió retiro de su licencia y cárcel. Sin embargo, para personas terminales y en gran dolor, encontraron el remedio. Acto socialmente reprobado pero suministrado por una buena persona.

Quien roba una fruta para evitar morir de hambre parece tan culpable como el que roba dinero por avaricia o pereza de trabajo. Pero muchos robamos sin ser criminales, ya que en el momento en que revisamos nuestra cuenta de facebook durante el trabajo, está robándole tiempo a la empresa, nos pagan por trabajar y no por asuntos personales. Y qué decir cuando le roba uno el corazón a una mujer o un beso. No puede uno equipararse con la indecencia de empresarios que sin escrúpulos depauperan a naciones en contubernio con los gobernantes. Pero todo eso es robar.

Por tanto, definir que es portarse bien, tiene que ver con situaciones culturales, sociales, religiosas y también subjetivas.

Ahora que mi conclusión es: NO SÉ QUE RAYOS ES PORTARSE BIEN, pero me atrevo a decir que es conducirse en la vida sin dañar la de los demás. Es bastante incompleta la conclusión, es más, ni siquiera puede decirse que es conclusión pero sirve para cerrar esta tarde filosófica.

¿Alguien desea continuar?

Abrazos.

sábado, 5 de octubre de 2013

LA FÓRMULA DEL AMOR.

Sin importar el momento, la edad (experiencia propia, ja), situación marital ni sexo, cuando el amor llega, irrumpe en tu vida con una explosión sensorial ingobernable. La sudoración se torna mas copiosa, se acelera el ritmo cardíaco y por ende, la oxigenación de todo el cuerpo; se envían alertas a los centros sensoriales y erógenos, que en combinación con el consumo goloso de oxígeno y carbohidratos  producen un estado de receptividad sexual. El pensamiento se obstruye y el deseo de estar junto a la persona amada es irrefrenable. Son muy conocidos los casos a nivel mundial y en cualquier ámbito en donde las personas han renunciado a riquezas, bienestar e incluso a una corona imperial como en el caso de Eduardo VIII del RU.

En algún momento de nuestra existencia hemos estado enamorados o podremos entrar en esa dinámica. Y no es una situación única, no es como algunas vacunas o enfermedades de aplicación única. De hecho, existen registros de personas de actividad tan relevante que quedaron inmortalizadas en la historia y el cine como eternos enamorados, como el caso de Giacomo Girolano Casanova, quien en su autobiografía se ufanó de haber conquistado el corazón de 132 damas.

Existen variaciones en este fenómeno de acoplamiento entre los seres humanos como la homosexualidad, la promiscuidad, algunos poco comprendidos como la zoofilia y el rechazo que causan todas ellas tanto en la moralidad como en las religiones, aunque abundan los ejemplos en la naturaleza lo que le impide a la nuestra especia tener la exclusividad. Es fácil reconocer cuando una persona ha nacido como mujer en el cuerpo de un hombre, cuando un hombre nace en cuerpo de mujer, así como los comportamientos muy definidos que crean y/o modifican las conductas sociales, como al encontrar hombres y mujeres fieles e infieles, debido al carácter personal de ser hombres y mujeres de una sola mujer o un solo hombre, contrastando con aquellos hombres y mujeres de muchas mujeres y hombres.

Pero todas estas "mariposas" estomacales, las sensaciones y temblores corporales, ensoñaciones, fuentes de inspiración de poetas y músicos, han generado horas incontables de emociones y ríos de tinta vertidos al debatir su origen, siendo atribuido según la disciplina que lo encare, a diversas fuentes: la religión, a designios divinos (con lo que maldita la cosa eso quiera significar); la filosofía, a la naturaleza y finalidad del corazón debatido con la razón; de la sociedad, bajo sus leyes y únicamente sus leyes; de la moralidad, con los muy estrechos límites que alguien ha dictado como únicamente válidos; pero la ciencia, ah la ciencia, ha dejado ver el mecanismo único y verdadero: LA FÓRMULA DEL AMOR.

Resultan ser dos los elementos personales que provocan una inevitable atracción a la pareja de alguien: la inhibición y la confianza en uno mismo. Esas dos conductas provocan un impacto enorme en la contraparte (fijarse bien que no mencioné sexo ni edad, ni condición) pero se reducen a una sustancia que provoca esas formas de proceder: LA OXITOCINA. Una molécula compleja que funciona como un facilitador de las relaciones humanas. Se le reconoce como la "hormona del apego" y abunda durante el embarazo, creando el lazo irrompible entre madre e hijo.



En la Universidad de Concordia de Montreal (Canadá), se condujo un experimento en 2011 agregando a un vehículo líquido, cantidades significativas de OXITOCINA. Envasándolas en atomizadores, se les disparó en la nariz a individuos reconocidos como tímidos y a otro grupo (de control), se les disparó igualmente pero sin la hormona a modo de placebo. Los resultados en el proceder del primer grupo asombró a los investigadores, quienes tuvieron que reconocer que la conducta de este grupo se modificó radicalmente en sentido opuesto.

Así que, mis amigos, el responsable del amor, el cupido real, las mariposas en el estómago son nada más ni nada menos que una reacción química. Les presento la FÓRMULA DEL AMOR.
 
Válgame Dior, de lo que se entera uno hoy en día...


miércoles, 22 de mayo de 2013

LIGAS PARA CONFIGURAR EL CONTROL PARENTAL

Aquí entrego las ligas que permitirán descargar los manuales electrónicos de la conferencia COMPUTACIÓN SEGURA. Están calsificados individualmente por sistema operativo y dispositivos.

Espero los encuentres útiles. Si tienes alguna duda o dificultad para configurar el control parental en el dispositivo, búscame al (998)147-2341 o bien, mándame tus dudas por correo electrónico a luisstmartin@prodigy.net.mx

Netgear http://content.webcollage.net/apps/cs/mini-site/netgear/module/netgear/wcpc/parental-controls/tab/demo?channel-product-id=&enable-reporting=true&showtabs=

9.  Sistemas externos de control. Además de los módulos de seguridad propios de cada sistema operativo, es posible cargar e incluso en algunos casos, sustituir el sistema nativo con uno mas adecuado para la edad de sus hijos. Para mayor referencia, se sugiere ingresar a las direcciones enlistadas abajo y revisar el más adecuado para el nivel de conocimiento y edades de los hijos. Estos métodos de control están diseñados para que se tornen más amigables y seguros los equipos hacia los niños.
3.  Mobicip (http://www.mobicip.com/)